29 de septiembre de 2022

Historia Con Frecuencia

Deporte y Cultura

Desde el viernes 19: «Yo nena, yo princesa» se proyecta en el Verdi

A pocos días de haberse estrenado a nivel nacional el film que narra la historia de Luana, la niña trans argentina que fue la primera del mundo en obtener su documento de identidad acorde a su autopercepción de género, tendrá su primera proyección en la sala casarense.

El nene tenía apenas dos años la vez que su mamá lo encontró jugando adentro del placard con vestidos. La mamá cuenta que, sorprendida, le preguntó qué hacía allí y el nene le respondió: «Yo nena, yo princesa» . Esa frase marcó la historia de una familia donde el nene pasó a identificarse como Luana y es el título de la película argentina que con las actuaciones de Eleonora Wexler, Juan Palomino, Paola Barrientos y Valentino Vena (como el nene que luego tomó el nombre de Luana), tuvo su estreno oficial en los cines del país.

La historia de esa mamá, Gabriela Mansilla (al frente de la ONG Infancias libres)y de ese nene que devino en Luana se hizo pública en 2013 y terminó en el filme dirigido por Federico Palazzo. «Es una película necesaria, hace docencia, abre cabezas», dijo Mansilla.

En diálogo con Radio U, Mansilla contó todos los detalles de esta nueva película basada en la historia de su hijx, remarcó la importancia de acompañar a los hijxs en estos procesos “de cambio” y reveló algunas historias personales con Luana.

“Luana nació con genitales masculinos como su hermano mellizo. Pero al año y medio comenzó a repetir la frase: ‘Yo nena, yo princesa’, jugaba con la ropa de su mamá, pedía muñecas para jugar, a los cuatro años eligió un nombre femenino y pidió que la llamaran así”, contó Mansilla.

“Tengo un montón de emociones juntas. Nunca se deja de poner el cuerpo. Por mas que sea una ficción, el hecho de regresar a momentos dolorosos, provoca muchas sensaciones lindas y feas. El volver atrás de esta manera, fue muy fuerte para todos nosotros. No podía levantarme de la butaca cuando terminé de ver la película”, contó Gabriela Mansilla.

En ese sentido, la mamá de Luana destacó: “es un orgullo enorme que hoy se esté hablando de infancias travestis y trans. La idea es que la película llegue donde la militancia o el libro no pudieron. Esperemos que sirva para muchas personas”.

La historia se transformó en un libro que escribió la mamá de Luana y la adaptación cinematográfica del texto llegó la cartelera comercial tras la avant premier que el lunes pasado tuvo lugar en la sala de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo, en Buenos Aires.

Fuente: www.unidiversidad.com.ar