29 de septiembre de 2022

Historia Con Frecuencia

Deporte y Cultura

Emocionante regreso presencial de la Feria del Libro de Buenos Aires

Por Danesa Ponce. Miles de personas transitan por los pasillos de la FIL (Feria Internacional del Libro de Buenos Aires) batiendo récords de visitas y superando las expectativas de los organizadores, así nos comentaba Ezequiel Martínez (Director General de Fundación El Libro) muy emocionado por lo que está sucediendo con la feria después de dos años de pausa y la objetivación del libro completo soporte cultural, de conocimiento, de contacto, de diálogo, de encuentros y con el desarrollo y fomento de toda la actividad cultural. Durante los 20 días en que se realiza la FIL.

Dando apertura a la 46° edición de la Feria Internacional del Libro el 26 de Abril con las Jornadas Profesionales, jornada que reúne a diversos profesionales: libreros, editores, bibliotecarios y otros agentes, la agenda programada para esta jornada se desarrolló en tres días en los que hubo charlas, debates, capacitación y conferencias  además de la comercialización de libros  y otros recursos, los libreros obtuvieron grandes descuentos en la compra de materiales, esta jornada contó con muchos participantes libreros nacionales  y extranjeros de países limítrofes. A partir del 28 de Abril se realizó la apertura de la Feria al público en general, pudiendo visitar la feria en horarios de 14 a 22 hs (lun a vie) siendo el valor de la entrada $300 y de 13 a 22 hs (Sábado, Domingo y feriados)  siendo el valor de entrada $450 y los pases para tres días tienen un valor de $700, tienen ingreso gratuito menores de 12 años, personas con discapacidad y acompañante (deben presentar CUD), docente, estudiantes, jubilados y pensionados, se deben presentar comprobantes en boleterías. Hay promociones y descuentos con Banco Nación, Modo BNA, Banco Ciudad, tarjetas de crédito de Banco Provincia. Para adquirir las entradas online o consultar las agenda deben ingresar en la página web de Feria del Libro www.el-libro.org.ar   

La feria se organiza por pabellones de colores azul, verde y amarillo, las cuales tienen stand numerados, una clave para ubicarse es mirar  las columnas del edificio las cuales se encuentran pintadas del color del pabellón o mirar los carteles que cuelgan del techo. El número de stand cambia la numeración con respecto al stand que se encuentra enfrente, las principales editoriales están ubicadas en el pabellón verde, en el pabellón azul se encuentran muchas novedades  por ejemplo libros con tipografía OpenDyslexic y en tinta-braille (Editorial Gerbera), libros lúdicos en el stand de Niño Editor, stand de juegos de mesa como Luminias y Juegos Maldón en los cuales podes probar los juegos, libros sobre mangas y otras curiosidades. En todas las editoriales y stands  hay muy buenos productos  y calidad,  los precios varían, hay ofertas de combos accesibles también. 

Del 6 al 8 de Mayo se llevó a cabo el 25° Encuentro Internacional de Narración Oral Cuenteros y Cuentacuentos bajo el lema «25 años, más que mil y una noches» con el objetivo de compartir experiencias, de mediar lecturas, de desarrollar miradas sobre los símbolos, estéticas y recursos para la narración oral, como así también para reforzar la profesionalización de los cuentacuenteros, entre los exponentes y capacitadores se encontraron referentes nacionales como: Elena Santa Cruz, Claudio Ferraro, Ana Padovani, Juan Tapia, Laura Finguer, Analía Sato, Gabriel Mercado, entre otros y los invitados internacionales Sandra Guzmán (Brasil) y Martin Céspedes (Bolivia). 

En esta misma fecha también se llevó a cabo el Programa Libro % que organiza la CONABIP (Comisión Nacional Protectora de Bibliotecas Populares) en las cuales las Bibliotecas reconocidas bajo este organismo obtuvieron un subsidio para la compra de materiales bibliográficos en los stand adheridos con un descuento del 50% en publicaciones nacionales y un 20% de descuento en publicaciones importadas, siendo un arduo trabajo de selección, revisión de presupuestos y una gran oportunidad para renovar materiales en dichas instituciones. 

Es difícil poner en palabras todas las emociones que circularon en los pasillos de la Feria Internacional del Libro,  el volver al encuentro, al abrazo entre colegas y amigos de tantas ediciones, el saber que muchas cosas cambiaron pero el espíritu de la Feria sigue latiendo.